Se prevé que, mediante disposición reglamentaria, se determine el método que defina el valor real de determinados bienes inmuebles urbanos a efectos de los impuestos sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados y sobre sucesiones y donaciones.

Es por ello que, hasta la publicación y entrada en vigor de la disposición reglamentaria mencionada, se prorroga la Instrucción para la comprobación de valores correspondientes a los hechos imponibles del año 2017 hasta la publicación y entrada en vigor de la disposición reglamentaria. La única excepción es la reducción del coeficiente multiplicativo aplicable a los valores catastrales de los inmuebles urbanos de Barcelona, que pasa de 2,20 a 2,00. El motivo es que el 1 de enero de 2018 entra en vigor la ponencia de valores de la ciudad de Barcelona y no sería procedente establecer un coeficiente que obligara a declarar a los contribuyentes por encima del valor de referencia de mercado establecido en la citada ponencia.