El impuesto sobre los activos no productivos tiene por objeto grabar los bienes no productivos y determinados derechos que recaen sobre estos bienes que forman parte del activo del sujeto pasivo. Es exigible en todo el territorio de Cataluña.

El impuesto ha sido creado por la Ley 6/2017, del 9 de mayo, del impuesto sobre los activos no productivos de las personas jurídicas (DOGC núm. 7368 de 12.05.2017).

Autoliquidación del impuesto

Los contribuyentes están obligados a presentar la autoliquidación del impuesto sobre activos no productivos y a efectuar el ingreso correspondiente en los plazos y con las condiciones que se establezcan por reglamento.

El modelo de autoliquidación se tiene que aprobar por orden del consejero del departamento competente en materia de hacienda. La previsión es que esta  aprobación no se produzca hasta el 2018, que es cuando se realizaría la primera liquidación del impuesto.