El impuesto se devenga el 31 de diciembre de cada año, salvo los casos de cierre del establecimiento, en que el impuesto se devenga en la fecha de cierre.

Los sujetos pasivos están obligados a presentar la autoliquidación del impuesto y a efectuar el ingreso ellos correspondiente entre los días 1 y 20 del mes de febrero siguiente a la fecha de devengo del impuesto.

El modelo de autoliquidación es el 910.