La compensación de deudas tributarias, regulada en los artículos 71 y siguientes de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, general tributaria, y en los artículos 55 y siguientes del Real decreto 939/2005, 29 de julio, por el cual se aprueba el Reglamento general de recaudación, es una forma de extinción total o parcial de la deuda tributaria, mediante la cual dicha deuda de la persona obligada tributaria queda compensada con unos o más créditos reconocidos por acto administrativo en favor de esta persona.

Esta compensación se puede realizar a instancia de la persona obligada tributaria o bien de oficio por parte de la Administración.

  • Compensación a instancia de la persona obligada tributaria

  • Compensación de oficio por la Administración