13/03/2018

Hoy, 13 de marzo, ha tenido lugar en la sede central de la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) la rueda de prensa de presentación de los resultados del Plan de prevención y reducción del fraude fiscal y de fomento de las buenas prácticas tributarias correspondientes al 2017.

El secretario de Hacienda, Albert Castellanos, y el director de la ATC, Eduard Vilà, explicaron las medidas que se han aplicado en 2017 en el marco del Plan para incrementar la recaudación voluntaria y aumentar la eficacia en el control y la reducción del fraude en el ámbito de los tributos gestionados por la Generalitat, han puesto de relieve los resultados obtenidos y han expuesto los principales objetivos de la lucha contra el fraude fiscal para el 2018.

Como resultados más relevantes, han destacado que la ATC ha descubierto 196,8 millones de euros procedentes del fraude fiscal del año 2017, el 15,7% más que en 2016. En concreto, desde que se puso en marcha el Plan de prevención y reducción del fraude fiscal en 2015, en tres años la Agencia ha hecho aflorar un total de 557,26 millones de euros.

Por figuras impositivas, el 69% del fraude descubierto en 2017 proviene de los impuestos de sucesiones y donaciones y de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.

Asimismo, el importe liquidado en 2017 vía recaudación ejecutiva ha sido de 33,3 millones de euros, casi el doble que en 2016, que fue de 16,9 millones de euros. Por otra parte, las investigaciones de cambios de domicilio fiscal ficticio han permitido descubrir fraude por un importe de 15 millones de euros.

En cuanto a los objetivos para el 2018, la pretensión de la Agencia es mejorar el servicio y la relación con los contribuyentes, intensificar la actividad de control, avanzar en la recaudación ejecutiva y aprobar un nuevo plan de prevención y reducción del fraude a partir del 2019 como nuevo escenario de planificación estratégica y operativa que permita incrementar los buenos resultados obtenidos hasta ahora en este ámbito.