01/03/2018

La Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) ha recaudado (en importe contraído) durante el 2017 un total de 3.254 millones de euros por los tributos propios y cedidos, lo cual representa un incremento del 12,35% respecto del 2016, según los datos que presenta el Informe trimestral de los tributos de la Generalitat de Catalunya correspondiente al 4º trimestre del año, publicado por el Departamento de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda. 

Entre los tributos gestionados por la ATC, lo más importante a nivel cuantitativo es el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (ITPAJD), que ha registrado un incremento del 17,89%. En cifras absolutas, ha recaudado 1.948,7 millones de euros, de los cuales 1.475,3 millones corresponden a transmisiones patrimoniales onerosas (TPO), 461 millones a actos jurídicos documentados (AJD) y 12,3 millones a la modalidad de operaciones societarias. 

El incremento de la recaudación también se explica por el buen comportamiento del impuesto sobre las viviendas vacías (+60,18%), del cual se han reconocido derechos por importe de 18,4 millones, 7 millones más que el 2016. 

Con respecto al resto de tributos gestionados por la ATC, destacan los siguientes: 

– El impuesto de patrimonio, con 511,4 millones, crece un 3,22% más que en el 2016.

– El impuesto de sucesiones y donaciones, con 458,7 millones, disminuye ligeramente
(-1,26%): decrece la modalidad de sucesiones (-4,34%) por la variabilidad del número de causantes, de su patrimonio y composición; sin embargo, en cambio, crecen las donaciones lo 11,05%.

– Los tributos relacionados con el juego, con 212 millones recaudados, también registran un crecimiento del 5,31%.

– El impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos ha recaudado 52,5 millones de euros, un 10,19% más que en el 2016.

– El impuesto sobre grandes establecimientos comerciales registra una disminución del 3,90% respecto del año anterior, con uno contraído de 14,8 millones de euros. 

Por otra parte, con respecto a los tributos propios creados por la Generalitat el año 2017: sobre las bebidas azucaradas envasadas y sobre el riesgo medioambiental de elementos radiotóxicos, presentan un importe contraído de 22,7 millones y 7,4 millones, respectivamente; una recaudación inferior a la prevista, ya que no se corresponde a un ejercicio anual porque entraron en vigor el 1 de mayo y el 1 de abril, respectivamente. 

En cuanto a los impuestos ambientales —el impuesto sobre la emisión de gases y partículas a la atmósfera producida por la industria y el impuesto sobre la emisión de óxidos de nitrógeno a la atmósfera producida para la aviación comercial—, los derechos reconocidos han sido de 0,9 millones y 3,2 millones, respectivamente, hecho que supone una disminución del 5,13% y un incremento del 6,41%, respectivamente.

Finalmente, el Informe recoge el impacto negativo que han tenido sobre los ingresos las anulaciones del Tribunal Constitucional, en concreto la del impuesto sobre la provisión de contenidos por parte de prestadores de servicios de comunicaciones electrónicas. Esta decisión ha obligado a devolver con intereses todas las cantidades recaudadas hasta el 6 de julio del 2016, fecha de la sentencia (-27,4 millones de euros). 

Con respecto a los impuestos gestionados directamente para el Estado, no sujetos a adelanto y transferidos después a la Generalitat, el importe contraído es de 387 millones de euros, un 0,47% más que en el 2016. Si a este dato se le suman los tributos gestionados por la ATC, el total es de 3.641 millones de euros, con un aumento del 10,95%. Finalmente, si se tienen en cuenta los adelantos, la recaudación por impuestos el año 2017 llega a los 21.842 millones de euros, un 11,74% más que el ejercicio anterior.